Tarea vida para la supervivencia.


Los proyectos, realidad, presente y futuro de la Tarea Vida, Plan del Estado Cubano para enfrentar el cambio climático, se presentaron ante la dirección del Partido, el Gobierno y otras instituciones relacionadas con el Medio Ambiente en la provincia de Camagüey, por el vice titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Dr. Fernando Mario González Bermúdes, en una sesión convocada para la sede en esta ciudad de la Escuela Provincial del Partido Cándido González en la tarde del pasado martes 5.
 
Aprobado por el Consejo de Ministros en abril de este año la Tarea Vida recoge estudios y experiencias de años de investigación realizadas por multitud de grupos de especialistas de todo el país, quienes realizaron una evaluación integral de la situación de la Isla ante este fenómeno, y trazar planes para enfrentarlo sobre bases científicas. Entre los termas se registran los resultados aportados por el Grupo de Evaluación de Riesgos de la Agencia de Medio Ambiente, quienes pronostican para lo inmediato en este mismo siglo significativas elevaciones del del nivel medio del mar. Esta transgresión marina significa la perdida del territorio cubano y con ello la disminución de los recursos acuíferos y tierras de cultivo y la desaparición de alrededor de 500 asentamientos humanos en las fajas costeras del norte y el sur del archipiélago.
Las acciones de la Tarea Vida se encaminan a la prevención, preparación, respuesta y recuperación, para enfrentar y reducir los riesgos y las vulnerabilidades y adaptarnos a este fenómeno que afectara a todos. Es por ello que se contemplan acciones estratégicas dirigidas a contrarrestar las afectaciones en las zonas vulnerables.
Entre estas acciones se encuentra el no permitir construcciones de nuevas viviendas en los asentamientos costeros amenazados por desaparición o inundación permanente y reducir la densidad demográfica en las zonas bajas costeras. Adaptar las actividades agropecuarias a los cambios en el uso de la tierra como consecuencia de la elevación del nivel del mar y la sequía y reducir los cultivos en las costas afectadas por la intrusión salina. Diversificar los cultivos, mejorar las condiciones de los suelos, introducir y desarrollar variedades resistentes al nuevo escenario de temperaturas.
Estas tareas están reforzadas por acciones que permiten proyectos de adaptación al cambio climático: protección costera de las ciudades, relocalización de asentamientos humanos, recuperación integral de playas, manglares y otros ecosistemas naturales protectores, obras hidráulicas y de ingeniería costera, entre otras, incluyendo proyectos vinculados a la energía renovable, la eficiencia energética, la seguridad alimentaria, la salud y el turismo.
La Tarea vida se inspira en el pensamiento de Fidel, quien en su discurso en la Cumbre de la Tierra 1992, en Río de Janeiro, describió los riesgos y desafíos que a de enfrentar la civilización ante el cambio climático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario