Al medio día de los ciclones



Aun antes de irrumpir el noveno mes del año y uno de los mas peligrosos de la temporada ciclónica, septiembre abrió su espacio no con uno sino con tres tormentas tropicales, una de ellas convertida en poco tiempo en el poderoso huracán Dorian, categoría 5: el más violento de los últimos veinte años y el primero de ese tipo que barre el archipiélago de Las Bahamas.
No es la primera vez que esto ocurre. Recuerdo que en la temporada del 2008 observamos al mismo tiempo a Gustav, Hanna, Ike y Josephine. Otro caso se dio en 1998, cuando convivieron Georges, Iván, Jeanne y Karl.

El Atlas Nacional de Cuba: importante obra científica del siglo XXI




Treinta años después de su primera versión, aparece un nuevo Atlas Nacional de Cuba que, con las experiencias de los anteriores y el aumento de los conocimientos de los especialistas cubanos, pondrá a disposición de todos una obra cartográfica que se adecua a las condiciones actuales, con la particularidad de que es la primera obra de su tipo que se elaborada totalmente por instituciones y especialistas cubanos para ser presentada en Multimedia para Web.
El “Atlas Nacional de Cuba LX Aniversario”, elaborado bajo la dirección del Instituto de Geografía Tropical, perteneciente a la Agencia de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (CITMA), y denominado así en honor a la efemérides del triunfo de la Revolución cubana, cuenta con la valiosa participación de profesionales y técnicos altamente calificados de numerosas instituciones científicas, docentes, Sociedades Científicas y de los Organismos de la Administración Central del Estado.

¿Qué hacen las plantas después de un incendio forestal?




Los incendios forestales suponen un problema en la actualidad, y se han venido intensificando con la actividad humana. Sin embargo, el fuego es también una perturbación natural en ambientes mediterráneos, razón por la que muchas de las especies vegetales se han adaptado al mismo e incluso se ven favorecidas por él. Estas plantas se denominan pirófitas, y se las han ingeniado de diversas maneras para recuperarse después de los incendios. Muchas especies son capaces de rebrotar mediante vástagos que se generan a partir del cuerpo del individuo quemado. Se denominan plantas `rebrotadoras´ y entre ellas se encuentran el madroño (Arbutus unedo), la encina (Quercus ilex), el lentisco (Pistacia lentiscus) y la coscoja (Quercus coccifera).