El pasado 10 de julio de 2021 y por intermedio de la presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Santiago de Cuba, la que a su vez fue informada por Máximo de la Cruz Torres, presidente del Consejo Popular del poblado Ramón de las Yaguas, del municipio Songo La Maya, provincia de Santiago de Cuba, se tuvo conocimiento preliminar, sobre la posible caída de un meteorito en el día de la fecha, en esa localidad del Oriente cubano. Por tal motivo, el día 15 del mismo mes se personaron en el lugar del hecho, especialistas del Citma de la Provincia, los cuales tomaron evidencias fotográficas del objeto y del pequeño cráter de impacto, dejado por éste al caer en tierra

Las circunstancias de su caída descritas por los pobladores del lugar, primeramente por la aparición de una bola de fuego con una estela de humo en el cielo, seguidas de un ruido parecido a un trueno y finalmente, el avistamiento de su impacto en tierra, dejando un pequeño cráter, sirvieron como evidencias preliminares del posible origen cósmico de la roca colectada allí, por el equipo de especialistas del Citma de la provincia de Santiago de Cuba.

El mismo, muestra claramente una fina corteza de fusión externa, gran cantidad de cóndrulos de diferente composición mineralógica en la matriz interior, así como abundantes regmaglyptos, los cuales son pequeñas estructuras vesiculares que se forman solamente en la superficie de los meteoritos, como huellas del chamuscamiento al atravesar la atmósfera de la Tierra.

Con posterioridad a la caída y envío del objeto, se ha recibido adicionalmente en el IGA, varios registros gráficos del ruido sísmico, provocado por la explosión del meteorito al entrar en la atmosfera terrestre, sobre territorio de Santiago de Cuba

Gracias al trabajo mancomunado y la colaboración institucional de nuestro Ministerio, fue posible trasladar, desde el Citma de la provincia de Santiago de Cuba hasta la capital del país, el objeto recuperado por los especialistas, el que una vez examinado por expertos del Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) de la Agencia de Medio Ambiente (AMA), también del Citma, se confirmó que se trata de un meteorito pétreo, del grupo Lititos, perteneciente a la clase Condritas, con un peso total de 2,7 kg, una densidad aparente de 1,594 g/cm3 y dimensiones de 13,7 x 12,9 x 9,8 cm.

 

Reflexiones y experiencias para Elsa, la ”amada de los dioses”


Elsa no debió tomar a nadie por sorpresa. Desde un inicio ya sabíamos que la temporada ciclónica de este año va a ser particularmente fuerte. Puede que abstraídos en temas para controlar y protegernos de ataques tan inmediatos como la presencia de este Covid nuestro de cada día, la copiosa información que recibimos sobre propósitos, proyectos y leyes que se encaminan a enderezar nuestro futuro y en permanente alerta para esquivar lo un bloqueo que aun en su tercera edad se mantiene vigoroso en torno al archipiélago, no hayamos tenido en nuestra agenda cotidiana lo que nos alertaron con meses anticipados.

Es cierto que julio no es precisamente el mes de mayores precipitaciones dentro del periodo lluvioso aunque sí ocurren chubascos y tormentas eléctricas, por lo que aunque no frecuentes no deja de ser probable la presencia de ciclones en el séptimo mes, como por ejemplo ésta entrada en escena de de Elsa, que tronante y rampante desde que se integro a la temporada en el océano Atlántico, enrumbó a tiro seguro y sin vacilaciones contra nuestro país. 

Del San Juan y otros entre telones

 



Conque en este este año tendremos un San Juan virtual, que es como decir aparente, sobrentendido....algo como si, pero no. En este 2021 razones se sobran para hacer un alto en que nos va la vida.

El San Juan siempre va a estar ahí cada 24 de junio, al menos desde el siglo XVII ha llegado puntual a la sita. No será ésta la primera vez en que nos hemos visto en la necesidad de suspender nuestra mejor fiesta o cambiarle fecha. Según crónicas, sobre el 1740 una epidemia de culebras azotó la villa de tal forma que fue preciso hacer evacuar parte de la población. Para aquellos años eramos trece mil habitantes en una 350 viviendas, por demás no había cárcel, ninguna farmacia, un maestro, un medico y tres policías.